Inicio Destacado BUROCRACIA CONTRA LA MOVILIDAD REDUCIDA

BUROCRACIA CONTRA LA MOVILIDAD REDUCIDA

  • El malintencionado y burocrático “silencio administrativo” está privando a muchas personas con movilidad reducida en Leganés de poder obtener una tarjeta de estacionamiento en lugares reservados para este colectivo en la vía pública.
  • ULEG propondrá además que se adapten los ascensores de los parkings de EMSULE para  facilitar la accesibilidad a todos estos ciudadanos

Leganés, 16 de mayo de 2022.

ULEG, presentará en el pleno una iniciativa que expone las dificultades diarias a las que se enfrentan las personas con movilidad reducida (y sus familiares) en una ciudad con tantos problemas de aparcamiento como Leganés se les deniega la obtención de tarjetas de estacionamiento utilizando el “silencio administrativo” después de alargar los plazos artificialmente, demostrando no sólo la inoperancia del gobierno, sino también su mala fe y falta de empatía hacia este colectivo.

En línea con lo anterior, los ediles del principal partido de la oposición insistirán también en la necesidad de aumentar el número de plazas de aparcamiento reservadas a personas con movilidad reducida en la vía pública (especialmente en los barrios más antiguos), y en la necesidad de sustituir o instalar nuevos ascensores adaptados en todos los aparcamientos pertenecientes a la Empresa Municipal del Suelo (EMSULE).

Por su interés reproducimos de forma íntegra la moción registrada:

PLENO ORDINARIO.  MAYO DE 2022

Moción del grupo municipal de Unión por Leganés – ULEG para que el Ayuntamiento de Leganés adopte medidas concretas y con calendario de actuaciones que favorezcan la accesibilidad de los aparcamientos para personas con movilidad reducida

Uno de los problemas que más afecta a la personas con problemas de movilidad es la dificultad para poder desplazarse en los medios de transporte público, por ello es muy importante para este colectivo que desde el ayuntamiento se facilite que puedan emplear sus propios vehículos o los de familiares que estén adaptados a sus necesidades y para ello son fundamentales las plazas de aparcamiento para personas con discapacidad.

Son numerosos los vecinos de Leganés que se quejan por la imposibilidad de conseguir una tarjeta de estacionamiento de vehículos para personas con movilidad reducida. En todos los casos éstos nos trasladan que su solicitud se desestima por silencio administrativo, ya que en ningún caso reciben respuesta del Ayuntamiento de Leganés.

A este contratiempo se añaden otras dificultades que encuentran las personas con movilidad reducida. En primer lugar, existe una gran escasez de plazas de aparcamiento reservadas para personas con discapacidad en los distintos barrios de Leganés, especialmente preocupante es la situación en los barrios de San Nicasio y Zarzaquemada, dados los problemas de aparcamiento existentes y de la zona centro que a la falta de plazas, se añaden otras dificultades derivadas de la peatonalización de la zona.

En segundo lugar, muchos de los aparcamientos pertenecientes a la Empresa Municipal del Suelo de Leganés (EMSULE) no están adaptados o éstos no disponen de ascensores, dificultando una vez más que pueden ser empleados por las personas con movilidad reducida. Asimismo, los aparcamientos pertenecientes a cooperativistas sufren los mismos problemas, en la mayoría de estos no hay ascensores y no pueden ser empleados por personas con movilidad reducida.

Unión por Leganés-ULEG y otros partidos de la corporación han traído al pleno numerosas iniciativas proponiendo medidas para solventar los problemas mencionados. Y ante estas iniciativas el Gobierno Municipal siempre tiene buenas palabras, asume los ruegos y traslada que se está en desarrollo una nueva normativa reguladora del estacionamiento de personas con movilidad reducida. Pero ni una mala palabra, pero ninguna buena acción.

A pesar de la postura oficial del gobierno, desde hace años no se conceden tarjetas de estacionamiento, no se habilitan en las calles más plazas de aparcamiento reservadas para personas con discapacidad y tampoco se llevan a cabo actuaciones para mejorar la accesibilidad o instalar ascensores en los aparcamientos de EMSULE. Esta inactividad del gobierno refleja su falta de voluntad política real para hacer frente a un problema que afecta muchos vecinos, ya que la implantación de muchas de estas medidas no suponen elevadas inversiones económicas, sino es cuestión de fijar como prioridad mejorar la actual política municipal relativa al aparcamiento de personas con discapacidad. Una situación sangrante que se acentúa al comprobar cómo año tras año hay millonarios superávit por no saber o no poder o ambas cosas gestionar el presupuesto.

Según lo anteriormente expuesto, el Pleno del Ayuntamiento de Leganés

ACUERDA

      1. Que el Ayuntamiento de Leganés se compromete a poner en marcha antes de final de año la nueva normativa reguladora relativa al estacionamiento de personas con movilidad reducida.
      1. Que se adopten las medidas y se habiliten los espacios necesarios para que todas las personas que lo solicitan y tengan derecho puedan recibir la tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida antes de finalizar el año.
      1. Que se amplíen las plazas de aparcamiento reservadas para personas con discapacidad en los distintos barrios de Leganés antes de finalizar el año.
      1. Que se garantice que todos los aparcamientos públicos de la Empresa Muncipal del Suelo de Leganés (EMSULE) estén adaptados para personas con movilidad reducida y dispongan de ascensores antes de finalizar el año.
      1. Que el Ayuntamiento ponga en marcha subvenciones destinadas a financiar la instalación de ascensores en los aparcamientos pertenecientes a cooperativistas.

- Te recomendamos -