Inicio Selección Económica Los inversores de Emerita Resources podrían experimentar nuevas pérdidas en su cotización...

Los inversores de Emerita Resources podrían experimentar nuevas pérdidas en su cotización desde sus mínimos actuales

Los accionistas de Emerita Resources se encuentran en una situación preocupante con la cotización de la compañía en mínimos de 33 centavos de dólar canadiense, a raíz de los reveses judiciales sufridos en España. La Audiencia de Sevilla, la semana pasada, denegó la solicitud de paralizar los trabajos de reapertura de la mina de Aznalcollar por parte de la empresa canadiense, permitiendo que Grupo México, la tercera mayor empresa de minería de cobre del mundo, comience la explotación a través de su filial española Minera Los Frailes. Además, dejó claro que la vía judicial que había seguido Emerita Resources no conducirá a la explotación de la mina.

En este contexto negativo, expertos financieros predicen que las acciones de Emerita Resources, que ya cotizan en mínimos de 33 centavos de dólar canadiense en la Bolsa de Toronto, continuarán cayendo. En consecuencia, sugieren que la mejor decisión para los accionistas es vender inmediatamente, dado el pronóstico de caídas adicionales en su cotización.

Esta recomendación se basa en el hecho de que el crecimiento de la compañía, anunciado por el CEO David Gower años atrás, estaba estrechamente vinculado a la explotación de la mina de Aznalcollar. Durante años, Emerita Resources ha mantenido un proceso judicial relacionado con la adjudicación de la mina, creando expectativas entre los inversores canadienses. Esto llevó a un aumento en el valor de las acciones, desde 10 centavos en diciembre de 2020 a más de tres dólares en diciembre de 2021.

Sin embargo, la negación por parte de la Audiencia de Sevilla de la posibilidad de que Emerita Resources explote la mina de Aznalcollar ha reducido drásticamente el valor de las inversiones de los accionistas minoritarios, pasando de tres dólares a una décima parte de ese valor.

Paradójicamente, al tiempo que se inflaba el valor de Emerita Resources con expectativas infundadas y la judicialización del proceso de Aznalcollar para atraer a pequeños inversores, varios directivos y consejeros de la compañía realizaron ventas masivas de acciones, aprovechando el momento alcista creado por esas expectativas injustificadas. Estas transacciones generaron importantes ganancias a expensas de los pequeños inversores. Por ejemplo, Lawrence Guy, presidente de Emerita Resources, compró acciones a 30 centavos de dólar canadiense y las vendió a 3,19 dólares el 11 de diciembre de 2021. Del mismo modo, el CEO David Gower compró acciones a 10 centavos y vendió un paquete significativo a 1,72 dólares el 19 de agosto de 2021, mientras que Joaquín Merino-Márquez, responsable de operaciones en España de Emerita Resources, compró acciones a 14 centavos y las vendió a 3,27 dólares el 2 de diciembre de 2021.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEffic conquista el ‘PropTech Innovation Challenge’ europeo con su rehabilitación eficiente de viviendas
Artículo siguienteNoticias