Inicio Comunidad de Madrid Casi 90 Guardias Jóvenes del Colegio de Valdemoro se registran como donantes...

Casi 90 Guardias Jóvenes del Colegio de Valdemoro se registran como donantes de médula ósea

Default Featured Image-LEGANES

La Jornada constó de dos charlas informativas a 400 alumnos entre los que cursan primero y segundo año. Tras recibir la información decidieron dar el paso 91 estudiantes de los cuales finalmente pudieron hacerlo por cumplir todos los requisitos 88.

El Centro de Transfusión al Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro su implicación año tras año en esta iniciativa, su labor de concienciación entre sus estudiantes y su predisposición a organizar estos eventos.

El Tour Equipo Médula consta de un equipo de profesionales sanitarios y de promoción que informan y extraen la muestra de sangre necesaria para la inclusión del nuevo donante en el Registro Español de Donantes de Médula ósea (REDMO). Este equipo recorre los campus universitarios así como otras entidades e instituciones que se prestan a colaborar.

Además del equipo itinerante, el Centro de Transfusión coordina 24 puntos hospitalarios para el registro de donantes de médula.

La Comunidad de Madrid cuenta ya con casi 60.000 personas registradas para donar médula ósea en el momento en que se encuentre un paciente compatible con ellas.

¿Qué es la donación de médula?

Una vez que la persona ha decidido registrarse como donante de médula, se le extrae una muestra de sangre que se estudia para conocer su perfil HLA. Estos datos genéticos así como los datos personales se incorporan al Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO).

A partir de aquí, la persona registrada queda a disposición de cualquier paciente del mundo que necesite un trasplante de médula y resulte compatible con ella. Cuando esto ocurre, se contacta con ese posible donante y tras repetir las pruebas y confirmar el buen estado de salud, se procede a la donación de médula.

En realidad se trata de la donación de unas células madre llamadas hematopoyéticas. Su extracción se puede realizar a través de dos procedimientos. En el 90% de los casos se trata de un método similar a la donación de sangre pero con una mayor duración. En el 10% de los casos restante, al donante se le extraen dichas células a través de punciones en las crestas ilíacas de la cadera. Esto se realiza en quirófano bajo anestesia general.

En cualquiera de los dos casos no existen riesgos, salvo los mínimos de una anestesia y unas pequeñas molestias. En poco tiempo el cuerpo del donante regenera las células donadas por lo que no pierde nada.

Este tipo de donación es vital para algunas personas con determinadas enfermedades de la sangre como leucemias o linfomas que necesitan de un trasplante. Las células madre hematopoyéticas donadas permitirán al paciente que su médula enferma vuelva a funcionar, produciendo de nuevo células sanguíneas esenciales para la vida.

Para más información: https://c.madrid/donarmedula


- Te recomendamos -