Inicio Comunidad de Madrid El metabolismo de la COVID y la gripe A en UCI es...

El metabolismo de la COVID y la gripe A en UCI es diferente según un estudio del Hospital de Getafe

Default Featured Image-LEGANES

El equipo dirigido por José Izquierdo, profesor de la Facultad de Farmacia e investigador del Instituto Pluridisciplinar de la UCM, ha estudiado los niveles de metabolitos (moléculas que participan en reacciones químicas de los seres vivos) en muestras de sangre de los pacientes de UCI, en el marco del programa de Investigación en Lesión Pulmonar Aguda del CIBERES.

Según explica el Dr. Izquierdo, coordinador del trabajo en el que también han participado el Hospital Español de Montevideo y el CIC biomaGUNE, “estos metabolitos, como la glucosa o el ácido úrico en sangre, se miden en medicina de forma habitual, pero la diferencia de nuestro método es que somos capaces de hacer una instantánea de todos los metabolitos de una muestra biológica e identificar cómo una infección los modifica de forma simultánea. Este patrón distintivo es una especia de huella dactilar que nos permite anticiparnos incluso a las manifestaciones clínicas”.

José Ángel Lorente, jefe de Servicio de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Getafe e investigador del CIBERES, considera que “la descripción de las alteraciones metabólicas inducidas por la infección de SARS-CoV-2 en los pacientes críticos es fundamental para estudiar los mecanismos pato biológicos que participan en el síndrome, y estas diferencias podrían tener implicaciones para el descubrimiento de nuevos biomarcadores y dianas terapéuticas de la enfermedad”.

Para llevar a cabo el estudio, las muestras de suero sanguíneo de los pacientes con SDRA por Covid-19 fueron recogidas durante la primera ola de la pandemia (marzo a junio de 2020) en el Hospital de Getafe y se compararon con muestras de pacientes con neumonía y SDRA por gripe A recogidos por mismo equipo en el centro madrileño y en el Hospital del Mar de Barcelona durante la epidemia de 2009. El análisis de la muestra sanguínea se realizó por espectroscopia de resonancia magnética, cuyos resultados se obtienen en aproximadamente 15 minutos.

El siguiente paso de esta investigación, una vez se reproduzca su eficacia en una población mayor, será utilizar el análisis de la “huella dactilar” metabólica como herramienta para el diagnóstico y pronóstico de los enfermos con infecciones respiratorias.

Artículo anteriorEl C.D. Leganés ‘B’ no pudo sumar ante el Real Avilés (0-1)
Artículo siguienteEl Hospital Universitario de Fuenlabrada crea una nueva Área de Cuidados Intermedios (ACI)
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos.