Inicio Comunidad de Madrid Abrimos al público los centros más emblemáticos de Metro durante la Semana...

Abrimos al público los centros más emblemáticos de Metro durante la Semana de la Ciencia

Default Featured Image-LEGANES

Con su participación en esta iniciativa, organizada por la Comunidad de Madrid bajo el lema Una ciencia para los grandes retos de la humanidad, Metro difunde entre los visitantes sus logros en materia de ciencia, tecnología e innovación.

El suburbano madrileño es solo unas 500 instituciones que participan en la Semana de la Ciencia, cuyo objeto es poner al alcance del público los avances en este ámbito y fomentar la participación del ciudadano en el desarrollo de la actividad científica, compartiendo con los profesionales su trabajo, motivaciones y esfuerzo.

Las visitas al Aula de Fuego, los Talleres Centrales, el Laboratorio y el Aula de simulación de estaciones se celebrarán el día 11 de noviembre a las 10:30 horas. Para poder acceder a los diferentes espacios es necesario inscribirse a través del correo: rexternas@metromadrid.es,  o  del teléfono: 91 3791088.

Por otro lado, los días que se podrán visitar los museos de Metro serán el 5, 6, 7, 12, 13 y 14 de noviembre, en diferentes horarios. Además de en la web de la Comunidad, hay un correo específico para para realizar las reservas previas: andencero@tritoma.es, y un teléfono: 91 3920693.  

Para ver todas actividades de la Semana de la Ciencia y la Innovación 2021, se puede acceder a la web: semanacienciamadrid.org/actividades

Las instalaciones de Canillejas

Los Talleres Centrales de Metro de Madrid, situados en el recinto de Canillejas, son uno de los espacios visitables y poseen una extensión de 40.000 metros cuadrados. Cuentan con taller electrónico, vestuarios y oficinas. La superficie dedicada a revisiones y reparaciones de trenes es de 36.000 metros cuadrados. En esta instalación se realizan las revisiones de ciclo largo, que implican desmontar todo el tren, revisar y reparar todos sus equipos. Además, aquí se encuentra el laboratorio donde se experimenta, se prueba y se trabaja con diferentes materiales y elementos que puedan ayudar a la mejora del funcionamiento de convoyes o instalaciones.

En cuanto al Aula de Fuego, también ubicado en este recinto, es el lugar donde el personal de Metro realiza diferentes ensayos para probar los sistemas de detección, protección y extinción de incendios. Además, está el Aula de simulación de estaciones, uno de los emplazamientos donde se forman aquellos que van a trabajar en estas instalaciones.

Patrimonio histórico de Metro

El patrimonio histórico de Metro permite observar, contemplar y conocer la evolución del suburbano y de Madrid desde una perspectiva diferente, y por ello, se han habilitado los diferentes espacios que conforman Andén 0.

La estación de Chamberí otorga la posibilidad a los viajeros volver al Madrid de los años 50 tan solo bajando unos escalones. Diseñada por el arquitecto Antonio Palacios, pertenece a la Línea 1, fue inaugurada en Madrid en 1919. A principios de los años 60, la Compañía Metropolitana decidió aumentar la longitud de los trenes y ante la imposibilidad de alargar esta estación, la clausuró en mayo de 1966. En marzo de 2008, tras una restauración integral, volvió a abrir sus puertas como museo.

La Nave de Motores fue construida entre 1922 y 1924 y conserva su aspecto original. En este impresionante emplazamiento están ubicados tres enormes motores diésel y el resto de la maquinaria (alternadores, transformadores, etc.) que en su momento sirvieron para generar y transformar la energía con la que funcionaban los trenes. El edificio destaca por la claridad de su concepción, la atención al detalle y la buena ejecución que caracterizan todo el trabajo de uno de los grandes artífices de la imagen de la ciudad de la primera mitad del siglo XX, Antonio Palacios.

Por otro lado, la estación de Chamartín expone los primeros trenes y vagones que circularon hace un siglo por la Línea 1. Actualmente se pueden ver 12 coches, restaurados entre 1924 y 1965. Además de estas máquinas, en la exposición se pueden contemplar cerca de 100 piezas históricas del suburbano.

Por último, en la estación de Ópera, donde se encuentran Los Caños del Peral, el mayor museo arqueológico bajo tierra de Madrid, se encuentra un espacio de 200 metros cuadrados donde se pueden ver restos arqueológicos de los siglos XVI y XVII pertenecientes a la Fuente de los Caños del Peral, el Acueducto de Amaniel y la Alcantarilla del Arenal

Artículo anteriorPresentamos en la COP 26 nuestras soluciones energéticas más innovadoras
Artículo siguienteEl Hospital Clínico asiste el parto de un niño sano con madre receptora de doble trasplante
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos.